¿Desea usted también ser un plagiario?

Evítese una vergüenza
La investigación recientemente difundida a través del portal aristeguinoticias.com ha generado la típica controversia que uno esperaría frente a revelaciones de una oscura trayectoria académica del presidente Enrique Peña Nieto (EPN).  
Lo conflictivo para CONEDUCyT, más allá de la responsabilidad que debe asumir el jefe del Ejecutivo Federal, es sin duda, el reflejo decadente de las malas prácticas académicas en el país.

Las agencias de noticias y portales en internet han sacado a relucir otros casos igualmente reprobables de plagio académico, en algunos casos tuvieron repercusiones que le valieron sus cargos, tal es el caso de la ex ministra de Educación alemana, Annette Schavan, quien renunció a su cargo después de que la Universidad de Düsseldorf le retirara su título de doctora por haber plagiado pasajes de su tesis a los 24 años.
Como suele suceder con estas prácticas, existe probablemente una gran cantidad de casos de profesionales que han obtenido su título a través de una obra plagiada; sin embargo, el hecho de que un individuo “hurte” las ideas de otra persona, refleja la “flexible” ética profesional que tendrá ese individuo para ejercer su profesión.
¿Quiere usted ser un plagiario como ellos? Piénselo dos veces antes de sucumbir ante las tentaciones de la vida fácil.
En CONEDUCyT entendemos perfectamente que no le ha sido fácil terminar su carrera, pero no afloje en el último estirón. Tampoco crea que el examen profesional, escrito y oral, está pensado para hacerle la vida pesada. Piense que usted debe comportarse profesionalmente y debe demostrarlo. Piense que esta es una buena oportunidad para enseñarles a aquellos viejos tutores, que es lo que puede hacer la sangre joven. Usted tiene nuevas herramientas para superar a sus maestros, úselas adecuadamente.
¿Piensa que esto se oye fácil, pero es difícil de lograr? Estamos de acuerdo con eso. La mayoría de nosotros hemos pasado por un extenuante camino para obtener un título.

EPN se convirtió en burla en la redes sociales

Además, hay muchas implicaciones psicológicas que fomentan esa rivalidad asesor-alumno: si usted piensa que su asesor lo odia, puede que esté en lo cierto. Sin embargo, no es nuestra misión averiguar eso. Nosotros creemos que usted puede ganarle a su asesor y a los miembros del jurado en su propio juego. Y no sólo creemos eso, nosotros le ayudamos para que así sea.
Efectivamente, ¿no sería bueno contar con un profesionista aliado, ya que su asesor es inaguantable? Eso es lo que se ha cumplido a lo largo de nuestra trayectoria como asesores de tesis. Eso es lo que ha resultado de nuestras tutorías para escribir su trabajo profesional, desde el principio.
Le solicitamos, no vaya a pensar “qué caso tiene si EPN lo hizo y no le pasará nada” Olvide por un momento a ese individuo, piense en que a usted no le gustaría ser motivo de esos ridículos. Principalmente porque usted no es el presidente de la República, y a usted si le van a poner “todo el peso de la ley” de modo que nunca vuelva a tener un día feliz en su vida; exageración o no, lo seguro es que, evitando prácticas como el plagio, tendrá menos problemas que le den motivo para desvelarse.


Oscar Elizalde, Representante de la Junta Directiva de Coneducyt Asesores en Educación A.C.

El arte de enseñar química

De la misma forma en que el enseñar historia requiere de involucrar a los asistentes al curso con anécdotas, reseñas y ejemplos, la química también requiere describir el proceso de transformación química como un suceso entre personas. Dicho de otra forma, una reacción química puede describirse como la pelea entre un padre y un hijo, el proceso de enamoramiento de dos personas, los pensamientos de un esquizofrénico frente a la posibilidad de cruzar una avenida, etc. Sin embargo, no es trivial desarrollar historias que describan adecuadamente un proceso químico, la mayoría de las historias que se proponen tienden a ser deficientes, no logran involucrar toda la información que se desea. A partir de lo anterior surge la necesidad de desarrollar el arte de enseñar las transformaciones químicas, de la manera más simple, pero manteniéndose apegados a los hechos científicos.


Cuando me enseñaron química por primera vez quedé honestamente confundido. No es de extrañarse, una clase que consiste en dictar el contenido de un curso no es considerado enseñar. Luego me encontraba con personas que sobresimplificaban las cosas, parecía que con el tiempo les crecía la flojera y terminaban enseñando como si contaran una telenovela mal. Ahí está la causa del problema, algún día quedaron fascinados por la telenovela pero de tanto contarla se aburrieron. Por esto es necesario desarrollar el arte. ¿Qué pasaría si un cantante se aburre de interpretar la misma canción en el primera vez de una gira que durará un año? Fracasará tarde o temprano.

Guía Examen Extraordinario Química IV área 1



CAPÍTULO 1: LÍQUIDOS VITALES


Concentración de disoluciones



La molaridad (M) es una forma de expresar la concentración de una disolución. Indica el número de moles de soluto que existen en un litro de disolución y sus unidades son mol/L.


 
Ejemplo


Una disolución de hidróxido de potasio (KOH) impuro (63 % en masa), se prepara al disolver 11.5g de esta sustancia en agua hasta obtener un volumen de un litro. ¿Cuál es la concentración molar de la disolución?

Masas atómicas (g/mol): K= 39.1; O=16.0; H=1.0